martes, 1 de febrero de 2011

Un Buen Amor


Cuando él la vio entrar, no lo podía creer... Ni planeado se hubiera dado este momento que tanto había esperado… Estaban solos en el local y era como si Dios le estuviera dando una oportunidad...

Qué bueno que llegaste! fueron las primeras palabras en mencionar Tengo un problema y no sabía qué hacer.. Dios te mando del cielo.. Me puedes cubrir un momento?? 5 minutos? Tengo que ir a retirar un encargo y olvide pedir permiso.. Disculpa si te toma de sorpresa, pero como se que eres amiga del dueño, por eso te lo pido!! Que dices??

Está bien, dijo ella, pero trata de no demorarte… Al ver que él se iba, ella se quedó pensando en él, pues nunca le había prestado atención al chico que trabaja en ese local de venta y alquiler de libros.. Le pareció raro que sin conocerla, le haya pedido que se quede… pero en fin, aprovechó la soledad para coger el libro que estaba terminado de leer.

Los días pasaron y él se lamentaba que no hubiera podido agradecerle el favor, y se lamentaba que tal vez nunca iba a tener la oportunidad de conversar con ella una vez más.

El la había visto antes, pero nunca se había atrevido a acercársele, pues algo en su interior lo detenía… hasta que cierto día el destino quiso que se volvieran a ver en una cafetería de un centro comercial…

Hola, dijo él, no sé si me recuerdas.. Soy el chico del local.. Sorry que te haya dejado ahí.. Me demoré más de lo esperado y no pude volver.. Sé que el big boss se molestó, pero gracias a Dios no me votó!!

Tranquilo, no te preocupes, dijo ella... Cuando me preguntó dónde estabas no supe que decirle.. sorry también si algo de lo que dije te causó más problemas… Y dime que fuiste a hacer, si es que se puede saber??

Él empezó a contar lo que había ido a retirar, el problema que le hicieron en el courrier y todo lo que tuvo que inventarse, pero que al final todo había salido bien… Conversaron toda la tarde, acompañados de un café… sin darse cuenta, hablaban como si fueran amigos de toda la vida, y ninguno parecía estar cansado de hablar y de escuchar.

Ella se dio cuenta que era muy tarde y tenía que regresar a su casa, la noche los había sorprendido gratamente luego de tan divertida tertulia... quedaron en volver a verse, intercambiaron números telefónicos y se despidieron..

Durante 2 semanas salieron, él iba por ella al salir de su trabajo en una aerolínea, se mensajeaban, se llamaban… habían creado una química y conexión única.. Llegaron a ser de cierta manera inseparables.

Un día, en una de esas conversaciones, él se animó hacerle una invitación especial… Por favor, di que si, en verdad quiero que me acompañes!! Esto es muy importante para mí dijo el, Ella estaba dudosa, si bien es cierto llevaban saliendo 2 semanas, el salir con la familia de él le parecía demasiado. Pero ella termino aceptando, pero no sin antes pedirle que no la dejajara sola mientras dure la reunión.

….Aquella noche había sido más de lo que ella había esperado, había compartido con la familia de El y eso la hacía sentir contenta… Ahora él y ella tenían en su rostro una sonrisa especial mientras la acompañaba hasta su casa, él no pudo evitar agradecerle por haberlo acompañado, y que esperaba que se hubiera divertido, ella le dijo que sí, que todo salió perfecto, y que con gusto lo acompañaría otra vez.. Quedaron en verse al día siguiente en el cumpleaños del dueño del local. Se despidieron y se desearon buenas noches.

….Al dia siguiente la fiesta del Big boss había sido perfecta, durante toda la velada no habían tenido la oportunidad de conversar, así que cuando él la vio sola, no dudo en acercarse… Qué buena noche y que ricos los bocaditos, realmente la organización se pasó esta vez, dijo él. Pues si, dijo ella, el cumpleañero está feliz de ver a todos sus amigos reunidos… empezaron a conversar de los regalos que había recibido el homenajeado, ella le preguntó que había dicho su familia, él le contó que su tío se iba el fin de semana; en fin, de todo un poco…. Los temas de conversación en ese momento estaban quedando en un segundo plano.

Cuando la reunión terminó, él se ofreció acompañarla a casa. El tenía planeado algo, y se prometió a sí mismo que esa sería la oportunidad perfecta. Salieron del lugar y empezaron a caminar, hubo un largo momento de silencio, así que él tomo la decisión, y sin darle tiempo a que reaccione, la cogió de las mano y mirándola fijamente a los ojos le dijo: Durante mucho tiempo estuve buscando a una persona que me entendiera y comprendiera, que sea mi amiga, que se preocupe por mí, que sea mi compañera; ahora que te encontré; Me darías la oportunidad de formar parte de tu vida?? Ella se quedó en estado de shock, no sabía que responder, que decirle, así que lo único que dijo fue: Si, claro que sí!!! y le dio un beso….

Es muy difícil describir el momento. Ambos no podían creer lo que había pasado, Juntos decidieron emprender aquella aventura, en la que seguro tendrían momentos buenos y malos, pero donde siempre prevalecería el amor y la confianza….. o quién sabe!!! El tiempo lo diría…

Esta historia de amor surco los años, entre tormentas y mares calmos, entre días de sol brillante y tempestades desoladoras… pero siempre al final de cada momento difícil el amor había prevalecido… ellos en los años lo habían supera todo.. Bueno casi todo…

……Ver caer el sol desde lo alto del faro le traía una especie de paz y tranquilidad que le encantaba. Disfrutaba estar en ese lugar y cada vez que tenía un problema acudía ahí. Esta vez no era la excepción, tenía que tomar una decisión, que para ella en ese momento era la más difícil de todas, y estaba contra el tiempo.

Por un momento se distrajo de sus pensamientos al ver dos pajaritos posarse sobre una rama, cuando de repente sonó su celular. En ese momento se dio cuenta que era ya muy noche y de seguro algunas personas estarían preocupados por ella.

Hasta que al fin contestas!! Me tenías muy preocupado!! Tu mamá no para de llamarme para saber donde estás!! En donde andas?? Fueron las palabras que escuchó del otro lado del teléfono. Estoy bien, dijo ella, se me fue el tiempo.. Estoy en el faro, vine aquí a pensar un poco. Disculpa el no avisarte!! Me podrías venir a ver??, preguntó ella muy dulcemente…. en 15 minutos estoy ahí!! Contesto el.

El camino de regreso a casa fue muy silencioso. Ella seguía sumergida en sus pensamientos, y él trataba por cualquier medio interpretar su silencio. Al llegar al destino, se despidieron con un tierno beso y quedaron en verse al día siguiente.

Al entrar a su casa, su mamá la estaba esperando en su cuarto. Quería saber donde había estado toda la tarde. Ella al verla lo único que pudo hacer fue ponerse a llorar en su regazo. Su mamá comprendió entonces que, ella aún no le había dicho nada a su novio. Dejó que se desahogara, y cuando estuvo mas tranquila se atrevió a preguntarle: Entonces, aun no le has dicho nada?? Ella con la cabeza contesta que no y se pone triste otra vez. No llores hija mía, dijo la mamá, se que es una situación difícil para ti, pero tenemos que apoyar a tu papá en esto. Es complicado al principio, pero juntos superaremos todo. Ella se levantó de su cama, y empezó a caminar por el dormitorio. Lo se mamá, no creas que no lo he pensado; es una gran oportunidad para todos, pero en estos momentos me es tan difícil aceptarlo. Por una parte estoy contenta, porque el sacrificio de mi papá esta dando frutos, pero no se como decírselo, no se como lo tomará, no se que hacer!!

La mamá pensó unos segundos que decirle, y como solo las madres saben hacerlo, la cogió a su hija de las manos y mirándola fijamente a los ojos, con mucha dulzura le dijo: Hijita, si el en verdad te quiere, te va a apoyar, y juntos encontrarán una solución para este pequeño inconveniente que les pone la vida!!

Escuchar su voz temblorosa por celular lo inquietó un poco. Quedaron en verse en su restaurante favorito. Ella tenía algo muy importante que decirle, así que no dudo en agilitar un poco su trabajo para acudir al encuentro. El llegó primero, así que muy pacientemente esperó que llegara. Al verla entrar, su corazón casi se le sale del pecho. La veía mas linda que nunca. No dudo en ponerse de pie y muy caballero le abrió la silla para que se sentara.

Estas muy hermosa hoy mi amor, fueron las primeras palabras en pronunciar, ya se porque me enamoré de ti a primera vista!! Estas palabras, en otro momento la hubieran hecho saltar de felicidad, pero ahora se le hacía muy difícil aceptarlas, teniendo una noticia muy importante que darle. Gracias amor, dijo ella titubeante, tu me ves con ojos de cariño.

Bueno amor, dime lo que tenías que contarme. Realmente estoy un poco preocupado; por tu voz creo que no es nada bueno. En todo caso, para todo hay remedio, menos para la muerte, así que como siempre, juntos encontraremos la solución. Ella al escuchar esas palabras, no pudo evitar llorar, no sabía como decirle, como lo tomaría, que le diría!! Mi amor, dijo él, por favor deja de llorar, ya me preocupaste, dime de que se trata de una vez. Ella busco tranquilizarse un poco, y cuando ya no le salían lagrimas en los ojos, le pudo decir: A mi papá lo transfirieron a Argentina. Va a ser Director Ejecutivo de las oficinas de allá. Hace 2 semanas le notificaron el cambio. Tenemos que viajar a fines de este mes, no sabía cómo decírtelo, no sé qué hacer!! No quiero separarme de ti!! Él se quedó mirándola, si bien es cierto es una gran oportunidad, no le gustaba la idea de tener que separarse, y sin saber cuando tendrían la oportunidad de verse. Su relación siempre se caracterizó por ser sincera y sin egoísmos, apoyándose siempre, pero esta vez la cosa estaba difícil. No sabia que responderle, así que haciendo acopio de serenidad, le dijo: Mi amor, que buena noticia por tu papá!! Pero no lo veas todo malo, nosotros nos amamos y de seguro veremos como solucionar esto. La distancia no será impedimento para que sigamos juntos!! Luego los invadió un largo silencio.

Pidieron algo de comer, de momento se olvidaron del viaje y empezaron a charlar como siempre lo hacían, de política, el equipo de sus amores, de todo, juntos hacían la pareja perfecta.

Al llegar a la casa de ella, no se pudo evitar cierta sensación de tristeza, les quedaban 2 semanas para estar juntos, y aún ambos no sabían en que iba a terminar su relación, lo único que ambos tenían claro es que querían aprovechar al máximo el tiempo juntos.

Durante 2 semanas fueron más que inseparables, Él muy gentilmente la ayudó con todos los trámites que necesitaba, la universidad, la venta del carro, etc. La ayudó a empacar y hasta la acompañó a comprarse ropa para el frío que le esperaba, por momentos se olvidaban de que les quedaban pocos días.

El día cero, como ellos lo habían llamado, llegó. él muy temprano fue a su casa, no quería dejarla ni un segundo sola. A ella aún le quedaban unas cosas pendientes; pero tenía tiempo. Su vuelo era para las 8 de la noche, salieron, y ambos sabían que aún tenían un tema pendiente: decidir la situación de su relación, durante esos días, ese tema no lo habían tocado en lo absoluto, pero ahora, el tema era inevitable, aunque ninguno sabía cómo empezar, así que él decidió tomar la batuta. Ya estuve averiguando promociones en los pasajes a Buenos Aires, si todo sale bien con un proyecto en el trabajo, creo que para mis vacaciones podría ir para allá, asumo, que ustedes vendrán para las fiestas de navidad y fin de año, creo que, una vez que tú estés allá podrás revisar tus horarios, podremos encontrar fechas en las que ambos coincidamos, no se, pero podemos intentarlo. Ella lo escuchó, le gustaba la actitud positiva de él, pero lastimosamente las cosas no eran tan fáciles, el cambio del papá no sabían por cuanto tiempo sería; además, posiblemente lo enviaran a otras ciudades, en fin, todo era muy complicado, Ella lo había pensado mucho, y había tomado una decisión, No podía ser egoísta, ni prometer algo que a lo mejor no iba a poder cumplir, con mucha pena, le dijo: Realmente admiro tu optimismo ante esta situación, pero pienso que las cosas no van a funcionar, tal vez nos llamemos y escribamos todos los días, pero no es lo mismo, podríamos viajar seguido, pero y si no podemos coincidir las fechas? Yo te amo muchísimo, pero no quisiera que nos engañáramos, El se quedó callado, el también lo había pensado, pero se rehusaba a aceptarlo, intentó explicarle de mil maneras que viera el lado positivo, que confiara en su amor; pero ella ya lo tenía decidido.

Fue triste la despedida, ambos no paraban de llorar, ella le pidió que no fuera al aeropuerto, que no lo hiciera más difícil de lo que ya es, El le pidió que no, que no terminen, que las cosas si iban a funcionar, Ella solo atinó a darle un beso y entró a su casa.

Eran casi las 8pm, Ya habían chequeado todo y estaban todos listos para abordar, su familia había ido a despedirlos; también estaban algunas de sus amigas, con ellas se juraron no perder el contacto y visitarse cada vez que se pudiera. Aunque ella le había pedido que no fuera, ansiaba verlo ahí, pero por otra parte era mejor que no fuera, así su partida no sería más difícil de lo que ya era. Cuando ya estaba entrando, oyó que gritaban su nombre, al darse vuelta vio que era él, por dentro estaba feliz de verlo, pero ahora pensaba que el separarse les iba a doler más, el corrió lo más que pudo hasta alcanzarla, la miró fijamente a los ojos, le dio un sobre y la besó, Ella quedó atónita con lo que acababa de suceder, El se dio media vuelta y se fue.

Ella abordó el avión, aún no había leído el sobre que le había entregado, sus papás no le dijeron nada, cuando ya el avión despegó, se atrevió a abrirla, la empezó a leer y brotaron de sus ojos unas lágrimas, Estaba feliz de contar con un amor como ese, capaz de vencer cualquier obstáculo con tal de estar juntos, estaba feliz porque sabía que su felicidad era él, con esa carta sabía que lo suyo no iba a morir jamás.

En mi vida, jamás hubiera podido encontrar a la mujer más perfecta del mundo. Desde que te vi la primera vez en la tienda de libros, sabía que lo nuestro era para siempre, no me importa todos los sacrificios que tenga que hacer, pero yo te seguiré hasta el fin de mundo, Yo creo en nuestro amor y que juntos sortearemos todas las dificultades que se nos presenten, Siempre tendrás noticias mías y se que sabré de ti, aquí te estaré esperando, así como tú me esperarás allá. Te amo, y es para siempre.

Como relatora de esta historia puedo decir que admiro el amor que todo lo puede y no se da por vencido, que cree y ama, que perdona y respeta… que va mas allá del destino sin temor a nada…

Si me preguntan qué pasó con ellos… pronto les contaré el destino de este amor….

Julieta.


P.D: Gracias Julieta por compartir esta historia con el mundo.... como siempre digo, el amor verdadero todo lo puede....

JALE

1 comentario:

Edu dijo...

Lo bonito del amor es que no sigue un molde, sino que es diferente en cada relación. Muchas veces aunque el dolor sea fuerte el amor lo sobrepasa. Estaremos pendiente de la segunda parte de tu historia.
Saludos, Edu